martes, 31 de enero de 2012

Ha muerto un genio, Eiko Ishioka

Nos enteramos ayer de la defunción de una artista polémica, innovadora y con una solida trayectoria en el fantástico. Ha muerto de cancer de laringe la japonesa Eiko Ishioka, diseñadora de ropa y musa en el tema de vestuario de todas las peliculas del director Tarsem Singh, y si no recuerdo mal ganadora del oscar por el diseño de vestuario del "Dracula" de Coppola.



Solamente a esta mujer se le podría haber ocurrido este diseño para el traje del bueno de Vlad. ¿Genio o locura?

Para bien o para mal las creaciones de la señora Ishioka marcaron todas las películas en las que participó. "La celda"(2000, Tarsem Singh), primera colaboración con el director de origen indio, en mi opinión hubiera sido un truño jenniferlopeziano más de no ser por el increíble virtuosismo visual que despilega Ishioka en todas y cada una de sus secuencias oníricas.

En "El sueño de Alejandria" (2006, Tarsem Singh), gran película injustamente olvidada en España, la estética de Ishioka se pone al servicio del director luciendose nuevamente en las escenas entre el sueño y la realidad; El virtuosismo/barroquismo exacerbado de la japonesa luce especialmente en el género fantástico, pero también hay que reconocerle el exquisito gusto con el que presentó la edad victoriana en el filme de Coppola antes citado; No en vano era la prestigiosa directora del museo de la moda de Japón, prestigiosa entidad que merece una revisión de su catalogo por parte del lector, es una gozada increíble.


Las últimas obras de la maestra Ishioka fueron el polémico (y accidentado) musical de Spiderman, en la que su obra no dejo indiferente a nadie como es costumbre, y en la reciente "Inmortals"(2012, Tarsem Singh), en la que en mi opinión convierte el panteón griego en tremenda cabalgata gay.

Si creen que este Poseidon es excesivo, busquen el tocado de "Ares" en la película. ¡Reina de la noche!

Desconozco como será su obra póstuma, "Blancanieves", con Julia Roberts, pero estamos seguros de que, como siempre, no dejará indiferente a nadie.

Y para finalizar, mi vestido favorito de esta autora.


Junto con la creación que hizo que me despollase de risa en mitad de una obra maestra.



El pelucón de Gary Oldman es.............es.

Descanse en paz una diseñadora completamente irrepetible, una de esas personas que salen una vez cada muchos, muchos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada