martes, 12 de agosto de 2014

Mas alla de las nubes...In memoriam Robin Williams.

Otro que se nos va antes de tiempo. Espero que no haya más sufrimiento en el corazón de este gran payaso.

Te echaremos de menos, Robin.


viernes, 16 de mayo de 2014

Optimus Prime, Michael Bay, el Antiguo y Nuevo Testamento:¡ Adios a la inocencia!

Hemos de decir que, como título de post, creo que es el más rimbombante que ha escrito nunca esta casa. Pero un repaso a la saga completa del hipercafeínomano Michael Bay me ha dejado con una sensación un tanto...peculiar.

Entendemos "peculiar" en este caso como si hubiesen agarrado uno de tus modelos de infáncia, lo hubiesen sometido a un lavado de cerebro, transformado de un pacifista a un sociopata militarista, y te presentasen esto como una "modernización" del personaje.

Cuando lo que han hecho en verdad es justo lo contrario, pero vayamos por partes. Empecemos con el protagonista de la historia, el señorrr, ¡Optimus Prime!

¡Que porte, que distinción, que....¡Que paquete azulado, por David Bowie bendito!



Para todo aquel que no haya tenido la gran suerte/desgrácia de crecer en los gloriosos años 80, a lo mejor no sabe que este robotin de sus buenos 15 metros de altura es la encarnación original del mamotreto sociopata que viste y calza en la actual saga de transformers, caracterizada por el estilo inconfundible de Michael Bay. O sea, el estilo SIN: Sin guión,Sin actores, Sin argumento, Sin enterarte un carajo de lo que pasa durante las peleas. O sea, ídolo absoluto.

El caso es que su adaptación de mi mito ochentero no acababa de gustarme, y yo no tuve muy claro el por qué de aquella extraña sensación pues...

¿No había llegado yo al cine a ver la primera parte con una camiseta hiperajustada comprada en tailandia con el logo de los autobots en el pecho, sin importarme que me fuera tres tallas pequeña y yo luciese un excelsiorante sobrepeso?

¿No había disfrutado como un enano al ver a los cochecitos transformarse en robotos?

¿Acaso no jalee el grito de "follame" que emitió un fan talludito y enfervorizado cuando la primera aparición de Optimus en la pantalla.?

Pues hay que decir que, en mi opinión, el diseño era arriesgado pero interesante: muy ciencia ficción efectista y palomitero, pero respetando el diseño básico del personaje. Y la voz era del mismo doblador, pero...¿Qué era lo que chirriaba tanto.

Y entonces vi el problema.

Jesucristo se había judeizado. Y no se me sulfuren los ultracatólicos, que tengo argumentos! Aunque ya se que eso les lleva importando un carajo desde el concilio de Trento mas o menos, pero a lo que iba.


                Recordad creyentes: los transformers no son pecado. Palabra de Elías, Palabra de Kevin Smith.
El quid de la cuestión es que mi Optimus era muy Nuevo Testamento. El lider indiscutible de mi infáncia era un sabio consejero, un guerrero sí, pero un pacifista al fin y al cabo que optaba siempre por la solución no violenta si tenía oportunidad, mostraba piedad por sus enemigos y si hacía falta ponía la otra mejilla sin importarle las consecuencias si estaba su palabra en juego.
Ah, y había muerto para llevarse los decepticons (transformers malotes y pecaminosos) consigo, y resucitado cargado de buenrrollez y paz de espiritu para convertir a todo el universo en amiguisimos y ultrafelices. 
Hasta ahí, la versión ochentera. Y he de decir que el de la primera película del apostol Bay era muy parecido a este....Al menos hasta que Optimus saca una espada al rojo vivo que brota de su muñeca y la ultiliza para atravesar el craneo de un decepticon e inmediatamente después decapitarlo rompiendole el cuello que, si llega a ser un enemigo de carne y hueso, la peli se convierte en no recomenadada para ninios infantes hipso facto.Pero eso no era nada comparado con lo que iba a venir después.

Para no alargarnos mucho: Después de pasarse veinte años en la nevera meditando sobre si ser una versión de Jesucristo con barba era conveniente para su imágen, el bueno de Optimus decidió que estaba hasta las narices de morirse y resucitar (4 veces en total en dibujos + comics, y sí, hay gente que contabiliza estas cosas.), asi que optó por la opción lógica:

Convertirse al judaísmo.

Irrefutables pruebas del particular. 

Asi que poniendose la ley del Talión por montera y con arrebatos del Antiguo Testamento, el Prime de Bay se embarca en una tremenda orgía de destrucción que incluyen mutilaciones varias, torturas con desmembramiento incluído de enemigos caídos, y una profusión de frases lapidarias dignas de Charles Bronson mientras sodomiza a hostias a hondonadas de robotos terroristas. Lo de poner la otra mejilla queda para los felices 80, ahora lo que se lleva son los antiheroes cafres, capaces de atacar a traición a un enemigo que te acaba de salvar la vida, arrancarle el craneo y la columna vertebral y regocijarte en tu cibernética masculinidad con música épica y banderas americanas de fondo.

Aprecien el bodycount a partir de que Opti entra en escena. Y lo siento, mi Optimus no arrancaría un ojo de un enemigo practicamente ko al grito de "Moriraaaaas", que se le va a hacer.

¿Qué quieren que les diga? Yo, como dice la canción, crecí en los 80 y sobreviví, y quizá los personajes de mi infáncia eran muy candidos e ingeuotes, pero me da una cierta pena ver la conversión de uno de mis mitos más queridos de mi infáncia en un fanático militarista, cafre y que se siente con justificación para realizar todo tipo de astracanadas "porque la causa lo justifica". 

Mi Optimus, en definitiva, es y será un jesusito con chapa.












miércoles, 26 de febrero de 2014

La saga Crepusculo III (I Parte): 30 dias de Oscuridad (30 days of night, David Slade, 2007)....Y no, no nos hemos fumado nada.


 
Kinu se ha afeitado para perplejearse...

Como Kinu, entiendo que alguno de los escasos lectores de este bloj se sienta algo confusos, es decir...¿qué para-lelismos puede haber entre este sujeto:

Al calvo de la ONCE se le han inflado las gonadas.

Y este otro:

Osea, soy un vampiro. ¡Te lo juro por Snoopy!

Pues tiene que ver muchisisimo. Allá por el 2007 se estrenó esta versión de un comic de culto que se basa en una idea tan simple como efectiva: un pueblo cercano al círculo polar ártico justo antes de la larga noche antártica es el blanco del ataque de una banda de vampiros. Atrapados durante 30 dias, con las comunicaciones con el exterior cortadas, los supervivientes se esconden como pueden de una horda de bebedores de sangre con una higiene personal más que dudosa y unos modales muy, muy desagradables.

La película tiene agujeros de guión de aquí a Lima (qué tendrá la capital de Perú para salir siempre en este tipo de ejemplos, por cierto?), pero cuenta con interpretaciones apañaditas, una fotografía excelente, y un par de imágenes poderosas de las que se te marcan en la retina al buen aficionado del fantástico.

30daysofnight-ship
 El barco rompehielos, primo hermano por parte de cuñado del Demeter.

Después de perpetrar esa joya llamada Hard Candy (2005), el director David Slade había puesto el listón muy alto. Y francamente, a algunos los decepcionó. Yo podría contarme entre ellos, pero creo que el material original no daba para mucho más que no fuese una entretenida película de survival horror, y esto es lo que honestamente ofrece este producto. La ambientación es excelente, del Carpenter del bueno, y el gore llega a extremos de grand ginyol o como leches se escriba (al contrario que mi mujer, mi francés no es excelente.), lo que siempre es de agradecer.

Pero vayamos a los protagonistas de la función, y a lo que hermana alegremente esta odisea gore con los tupes y la purpurina: los vampiros.

30 Days of Night

Tus ojos son dos luceros...
Los no muertos en esta cinta son, como en el cómic mismo, monstruos que no confundirías con un ser humano si te los encontrases de frente: expresión facial desencajada, frentes anormalmente grandes, ojos no alineados, bocas desencajadas por el tamaño brutal de los dientes...Son monstruos crueles, con querencia en producir miedo y dolor a gran escala por el simple placer de hacerlo. Son el hombre del saco, la cosa que se esconde debajo de la cama, y más que beber sangre se entroncan con los mitos que hermanan los origenes del mito de los zombies con el de los primeros vyrkolakos europeos (joder que bien hablo hoy.) y les pierde la carne humana en grandes y humeantes bocados. Impagable en ese sentido Danny Huston encarnando al lider de la manada de monstuos, una criatura que ya no es ni remotamente humana y que se le nota a cada segundo.

Ñam.

Y llegados a este punto...¿qué pueden que ver estas encantadoras criaturas con los bichos prepusculares? Pues esencialmente, que son las mismas. 
Sí, sí, como lo oyen.
Les explico: Uno de los grandes aciertos de 30 dias de Oscuridad es que el director se tomó la molestia de cuidar al detalle el lenguaje no verbal de los monstruos para que no pareciesen humanos, y a fe que lo consiguió. Ver el making off del asunto es una autentica delicia: como los actores aprenden a caminar como animales al acecho, sus tics propios, su idioma propio,etc.
Incluso se molestaron en crear un estilo de lucha propio, basado en el combate con garras, colmillos, y aprovechar al máximo la agilidad y fuerza inhumana de los  no muertos. Un autentico ejercicio creativo que dio lugar a que estos vampiros tuvieran una identidad filmica propia bien reconocible. Servidor pocas veces ha disfrutado tanto viendo el making off de una pelicula como en este caso, se los aseguro.
Pues el hecho es que el señor Slade debio encontrar poca lógica en desaprovechar todo el trabajo hecho, y ya puestos, ¿no iba a rodar una pelicula de vampiros en su próximo proyecto al fin y al cabo?

Y ahí empezaron las curvas, encarnadas en la señora Stephanie Meyer, pero esa es otra historia que contaremos en el siguiente capitulo de esta apustuflante saga...




martes, 18 de febrero de 2014

Sketches vergonzantes, Toma I: Muerte por Almaciga (the satanic rites of Dracula, 1973)

En estas que va Dracula, alla por los gloriosos 70, escapando por quincuagésima vez con la capa entre piernas del descendiente de Van Helsing de turno. Protagonistas, obviamente el grande, grandisimo (mide como dos metros el tio) Christopher Lee en su papel más repetido y colmilludo, y el no menos grande Peter Cushing oficiando por vigesimoctava vez y pico del vetusto cazador de vampiros.

No voy a desglosar la película en cuestión, más un explotaiton de la original "Horror of Dracula" (1958) que un flim con identidad propia, sino que me limitaré a reseñar la muerte más vergonzante que el ilustre noble transilvano ha sufrido en toda su historia.

En estas que va Van Helsing, persiguiendo a su nemesis por el típico prado urbano Londinense, cuando de repente el señor de los vampiros ve la faz de su enemigo más allá de unos matorrales espinosos, que presumo yo que son rosales (los entendido en la materia del chupasanguismo pre-crepusculero sabrán que dicha plantita hace mucha pupa a los no muertos picarones.)

Lleno de rabia, nuestro transilvano conde evalua rápidamente sus opciones:

a) Si Van Helsing ha llegado hasta ahí, fijo que hay un camino para rodear el matojo dañino, caer sobre el abuelete y morderle homoeróticamente.

o...

b) Atravesar la barrera de espinas a las bravas, con el consiguiente riesgo de engancharme la capa de terciopelo, pincharme por todos lados, y hacerme mucha pupita.

Tras mucho pensar (0.20 segundos), el señor del Mal toma la decisión de lanzarse sobre el matorral, con el resultado de....bueno, juzguen ustedes.



Pupita one....
Y es que el matojo en cuestión tiene muy mala hostia: le desgarra la ropa, le deja la cara hecha un cristo, le atraviesa la mano y encima, en una acción altamente villanesca, muerde (¿?) el tobillo de Dracula, dejandolo como tortuga panza arriba a merced de Van Helsing, que de repente ve la solución a sus problemas: 

Una almaciga.

Sí, creyentes! El uso de esta pieza ornamental de jardín como icono cinematográfico no empezó en los tiempos de "Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus Locos Seguidores" (Monty Python and the Holy Grail, 1974), sino que tuvo su origen aquí. Con Dracula derribado, sangrando, y con una mano semidevorada ¿? por el cachondo vegetal, el cual sigue aferrado cual pitbull al tobillo del aristócrata, la imagen que da el vampiro provoca la risa floja.
Y la cosa va a mas cuando ves al doctor clavandole la terrible almaciga en mitad de la zona genita. No me extraña que el vampiro ponga cara de dolor oiga, pero más cara de dolor pone uno cuando ve como se cargan todo el erotismo de la penetración de la estaca en el cuerpo del vampiro y se convierte en un festival gerontofílico-almacigo-festivo de primer orden. Y obviamente, nos congratulamos por ello.

De muestra un youtube. El sketche vergonzante empieza a la hora y 23 minutos con 13 segundos. Excelsior!





martes, 15 de octubre de 2013

Aburriiiiimiento en estado puro: La Saga Crepusculo II, Luna nueva (New moon, 2008)

Seguimos con el via crucis particular del visionado de una de las peores sagas de fantasía adolescente que este heróico cronista se ha tirado en cara. Aviso de spoilers, fotos obscenas y gonorrea mental severa.

Dejamos el asunto en la anterior pelicula por todo lo alto, a saber: La prota y el vampiro/elfo/guisiluz siguen deleitandonos con la violación sistemática de floridos prados, frases para el recuerdo y demás sandeces de primerísimo nivel que hacen que la primera parezca el Padrino de Coppola en comparación. Tamaña hazaña se realiza bajo la dirección de un necesitadísimo director como Chris Weitz, en cuyo curriculum constaba haber provocado la quiebra de la productora New Line con su muy memorable trabajo en el campo de intentar tomar por gilipollas a los niños llamado la Brujula Dorada (the Golden Compass, 2007).

En defensa de este incompetente, diremos que también parió American Pie. Solo por eso, merece ser loado por toda una generación. MQMF Forever!!!

Para sorpresa de la audiencia desconocedora de los libros, el vampiro Eduardo Culo decide enviar a tomar por el idem su relación con la protagonista a raiz de un te-rrible hecho que no vamos a revelar, SPOILER Vamos, que la chica perdió una gotita de sangre y uno de los colegas de Culo, exitado ante tamaña visión, se la quiso papear, y nuestro nalguero prota  le tuvo que dar un guantazo para ponerlo en su sitio. FIN DEL SPOILERAZO.

Seguimos con eternos primeros planos de los protagonistas, deleitándonos con la capacidad de la moza de mantener la boca entreabierta en todas las tomas, y de un nuevo elemento que surge con toda su fuerza en esta gloriosa franquicia: JACOB BLACK DEPILADO! Sí señores: además de cortarse el pelo, el bueno de Jacob se pone un tatuaje molón y se pasa por el gymn debido al descubrimiento de que pertenece a una família de hombres lobo hechos con un CGI de saldo y (atención espíritus sensibles), debido a su elevada temperatura corporal, se les queman los pelillos del cuerpo y se ven obligados a ir descamisados buena parte del tiempo para que no les de una lipotímia por el calor, cosa que, menos mal, no les impide tener una forma lobuna bien peluda.

Lo peor es que esta ultima explicación  no es una coña, es totalmente extraída del flim/nuvela. Desde aquí, elogiamos el calibre de lo que sea que se fuma la sin par Stephanie Meyer, y nos cabreamos de que no lo comparta, pero antes una fotico sexy. O algo.




  Si miran el anterior post, veran el "antes". Observen el sutil cambio de "soyeltontoerpueblo" a "telashupopor10eurillos". Excelsior!


Como ven, añadimos pues a la mitología de esta saga un nuevo elemento: la tableta de carne depilada, que viene a sumarse al tupé imperecedero de Culo. No hay que olvidar que esta serie es, al fin y al cabo, material de consumo dirigido a jovenes feminas que quieren gosar de la visión de potente material masculino. Asi que dicho y hecho: aqui tenemos carne para dar y tomar, y obviamente totalmente  depilada, no sea que las jovencillas se alteren ante la visión de la pelambre masculina; Es bien sabido por toda niña bien que la pilosidad humana sabe mal, da urticaria, embarazos no deseados, e irritación del cutis, asi que los dos grandes amores de Bella y sus seguidores, para dar ejemplo, lucen sin más pelo que el de las cejas y la cabeza.

Y unos estéticos Levi Strauss como complemento. Bravo, hurra y viva.

Entonces, tenemos lo siguiente: Bella abandonada, Culo en paradero desconocido y el bueno de Jacob intentando ligarse a la moza, secreto licantrópico aparte. La intensidad dramática del momento es prácticamente nula, porque el actor que perpetra a Jacob no actua, simplemente está ante la camara compitiendo con los pinos del fondo en cuanto a expresividad, Bella no ha actuado en su puta vida y tampoco parece que le motive mucho la cosa, y la cosa pinta bastos cuando empieza a tener apariciones de su ex en vergonzante aparición CGI.
El que la fotografía sea muy decente no es que ayude mucho ante unos planos firmados con estética de telefilm, y con un ritmo cansino que te cagas. Parece que nos vamos a morir de aburrimiento cuando nos enteramos que Culo pretende suicidarse en Italia nada menos, creyendo a su amada muerta por los villanos (o algo) de la primera peli. ¿Y como intenta quitarse la vida, no vida o qué se yo? Pues...no hay palabras  para describirlo, asi que vean y juzguen.


Veran, Culo y su puñetera estirpe no son vampiros al uso. Aparte de no tener colmillos, no convertirse en nada y tener todas las ventajas del mundo mundial sin prácticamente ningún defecto que no sea subsanable con un poco de sentido común, resulta que brilla en plan purpurina cuando le da el sol directamente.
Y si se queda muuuucho, pero muuuuuuuuuuuuucho rato al sol, entonces sí, empieza a quemarse.

Entonces viene Bella y le estropea su sesión de muerte por bronceado. Nótese las pintas que lleva el muchacho para suicidarse, el abuso de la cámara lenta y no sé, la memez general de toda la escena. El que suscribe no pudo reprimir la primera sonrisa en toda la puta peli, y es que Culo es grande digan lo que digan.
Y yo algo homo, sospecho....en fin.

Para abreviar: la família Culo se enfrenta a los vampiros más viejos del lugar, que responden al nombre de la  family Vulturis. Son gente malosa y terrible, porque visten de negro, tienen unas pintas amoñardadas que convierten a los hombres lobo en heterosexuales en comparación, y se oponen al romance principal de la peli.

Las locas Addams. El del centro es Morticia.

En fin, al final de la peli convencen a los Vulturis que dejen a los Culos volver a su casita multimillonaria de la primera parte, bajo promesa de convertir a Bella en vampiro. Y la cosa acaba en petición de mano de Culo a Bella. 

Cuando se había pasado toda la peli diciendo que no la quería poner en peligro. Un 10 en coherencia argumental. Pero resumiendo....¿Es divertida?

Pues no. Y lo peor es que se toma más en serio a si misma que la primera, pero potenciando todos sus defectos a la quincuagésima potencia, y encima es una pelicula en que no pasa NADA el 90 % del tiempo, está mucho peor rodada y los actores son más ridiculos aún que en la primera parte. Y es larga.

Larga.

Laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarga como un día sin pan. Y apenas tiene momentos que valgan la pena en plan vergüenza ajena, salvo por el striptise de la Muerte de Culo, con lo cual ni bebido entra. 

Obviamente fue un taquillazo, y preparandome para lo peor, esperé a la tercera parte, pero insospechadamente....

(SIGUE EN EPISODIO III: UNA NUEVA ESPERANZA)




martes, 8 de octubre de 2013

La Saga Crepusculo: El camino del martir (usease yo). Crepúsculo (Twilight, 2008)

Nota del autor: Sí, odio profundamente todo lo que tenga que ver con la magna obra de Stephanie Meyer, por motivos que ya deje claros en un pretérito articulo, pero necesito hacer un exorcismo personal más amplio sobre el tema. En términos clínicos, tengo una severa obstrucción intestinal con la cara de Bella Swann, asi que tomese el presente post como contundente lavativa. Dicho esto, al tajo.

Abrimos este tour de force gástrico con la primera parte de la saga, la que da nombre a todo el resto y la que más y mejor me ha hecho reir de todo el conjunto. Pero empecemos con un pormenorizado analisis de los personajes de tres lineas cada uno.

a) Kristen Stewart ass Bella Swann.

Cine se escribe con s: reciclando fotos desde 20011
Poco más se puede decir de esta moza en este blog que no se haya dicho ya: o se pasa la película con la boca entreabierta con cara de haber sufrido un ictus a lo Sly Stallone o mirando con fijeza a algún punto indeterminado del plano que desconcemos. Con tan poderosos registros, siendo el personaje que lleva el arquetipo de mujer maltratada, y algunos de los peores dialogos románticos o de cualquier tipo de la história del cine, el resultado solo podía ser el descojone padre. Desde aqui, agradecemos a K.S./B.S. su contribución a los etílicos visionados del que suscribe, incluyendo la expulsión de una coca cola entera via nasal en cierto plano orgashmeante sobre un prado muy florido.

Que culpa tenía el prado para merecer esto, lo desconocemos.


b)Robert Pattinson ass Edward Cullen.


 En sentido homenaje a Cinecutre.com, decoramos estas lineas con una foto del autentico Eduardo Culo. Excelsior!

Poco hay que decir sobre el bueno de Pattinson.El pobre ha criticado su papel en este bodrio hasta la saciedad, pero considerando que le ha lllenado la chequera para poder dedicarse el resto de su vida a proyectos menos lucrativos pero más artísticos, le entendemos perfectamente. Por lo demás, en Crepúsculo el actor se pasa la pelicula luciendo un tupé que ya lo ha convertido en leyenda por su indestructibilidad, volumen, y potencial ridículo, y defendiendo como puede un personaje que con doscientos y pico años presuntos actúa y habla como un adolescente amanerado fan irredento de Barbara Steele. ¡Te queremos Culo!

c) Taylor Lautner ass Jacob Black

Bueno, en esta primera parte el citado personaje tiene un protagonismo tirando a perfil bajo, quizá preparando el terreno para las atrocidades actorales por venir. De momento, el gran triunfo de la directora Catherine Hardwicke y los guionistas fue dejarlo bien calladito y luciendo en las cuatro escenas que sale tremendo melenon. Bravo!


Recuerden este rostro...

d) El resto del reparto, la dirección, la fotografía, el tio que trae los altramuces...

Asombroso. Pocas veces me he sentido fisicamente mal viendo imagenes en pantalla, desde que vi el Avatar de Cameron en primera fila en el cine. Efectos especiales de cuatro duros se combinan con una iluminación horrible, una desgana/incompetencia absoluta del grupo de modelos y caras bonitas recolectadas para ¿actuar? sobre unos personajes que, de tan planos, finalmente provocan la risa involuntaria, más si lo ven con el aderezo y la compañia adecuada, única manera posible que veo de tragarte este cúmulo de epics fails a menos que tengas quince-diecimuchos años, tengas las bragas on fire y no hayas visto otra cosa en tu vida que las aventuras de Miley Cyrus antes de autoproclamarse la ramera oficial de la música pop. 

Y esto recaudó tremenda millonada? Pues sí, y lo que es peor, me dejó con unas ganas locas de más. El fenómeno había empezado, señores. Y lo admito, no iba a poder desengancharme de él hasta su jrande conclusión.....



sábado, 17 de agosto de 2013

Arthur Conan Doyle y el Maravilloso Mundo Animal.

Decir que me gusta Sherlock Holmes es quedarse corto.  Mi devoción por sus aventuras me llevó desde bien pequeñito a arreplegar desde cómics (benditas Narraciones Ilustradas), a tragarme toda serie de television que oliese al detective, por no hablar de varias ediciones de sus multiples casos.

          Cuando he dicho toda, es TODA adaptación. Y esta es simplemente maravillosa. ¡Ghibli Style!

Pero todo hay que decirlo, enmedio de tanta devoción habían cosas que...me chirriaban un poco. No, no me refiero ni a la homosexualidad del personaje, ni a sus multiples adicciones, no. El problema era que servidor de pequeño era algo asi como una espécie de Felix Rodriguez de la Fuente en miniatura, con obsesión por toda publicación/coleccionable sobre animales que pudiese caer entre mis zarpas; De hecho, recordaré siempre mis tremendos piques con mis sufridas profesoras de primaria, cuando las corregía una y otra vez sobre cosas que a mi me parecían de conocimiento general.

Estimada Mianchu: han pasado  28 años, y no, no me vas a convencer de que esto era un delfín. Lo siento.

Tales conocimientos me valieron para ser el friki de la clase y pintarme una diana con la palabra BULLING en relieve en la espalda. Y también me valieron para....bueno, para horrorizarme con mi otra lectura favorita.

Se preguntarán de que cojones estoy hablando y que tiene que ver con Sherlock todo este asunto.
Pues como ahora verán, mucho.
Estaba revisando yo la magnifica serie de la BBC dedicada al detective y protagonizada por el grande, grandisimo Jeremy Brett cuando de repente vi que me tocaba ver el episodio titulado "The Creeping man".

Tome aire, cerré los ojos, dominé mis nervios y vi el episodio.

Veran, el asunto es que lo que me chirriaba de las obras de Holmes era el total, completo, y absoluto desconocimiento de su autor sobre muchisimos campos, a pesar de que el bueno de Arthur Conan Doyle se proclamaba un autodidacta experto en muchos campos, entre ellos el fotografiar hadas. Pero esa es otra historia. En unas obras como las del detective, donde todo se basaba en la lógica y el empirisimo, cada vez que intervenía un animal en la acción aquello se convertía en un número cómico de proporciones épicas, rallando en ocasiones en la ciencia ficción o, en el caso que nos ocupa, en un ridiculo desmochante que lleva directamente al sonrojo más absoluto.

Entiendo que la época victoriana no era el momento más idoneo para estar cultivado en materia de biologia, pero es que el autor que nos ocupa ni tan siquiera se molestaba en documentarse un mínimo.

¿Alguien me explica sino, como cojones consigues amaestrar una serpiente con un silbato, siendo el bicho sordo como una tapia y ya de por si inamaestrable, y encima alimentarlo con un platito de leche cual minino callejero? (El caso de la Banda Moteada)

¿O como narices un tipo, picado por una medusa como un piano, no se le ocurre otra cosa que empezar a gritar "La Melena del Leooon, la melena del leooon" para señalar al culpable antes de morir? (La Aventura de la Melena del Leon)
Esto es como si alguien al que le muerde un tiburón, en lugar de gritar "me ha mordido un idem" dice algo asi como "me ha mordido un carcharodon carchariaaaaaas". Para rematar el asunto, Sherlock mata a la bestia con una pedrada dentro del agua que le rompe todos los huesos.

A la medusa.

Cagate lorito.

"The Creeping Man" entra en esta gloriosa categoría. Para no extenderme, les diré que el asunto va de que un gentil abuelete ingles se chuta unas vitaminas provinientes de la sangre de un mono, y que esto le provoca en la novela ganas de trepar arboles, hacer el ridiculo por la noche, y cachondearse de un mastin tamaño XXL que, harto del espectaculo de su amo, se le tira encima y le hace un collar de mordiscos que lo envia al otro barrio. Esto viene a ser como si te aplicas una crema hecha con baba de caracol y al día siguiente te da por comer lechuga y encasquetarte una caja en el culo y te diera por esconderte en ella a la mínima ocasión.

Y yo pense: conseguirá adaptar la BBC esto sin caer en el jajaismo pertinente.

La respuesta es, por suerte, no. Y con las ganas me quedé de que adaptaran la de la Melena del Leon, para ver esa terrible medusa con calavera incluída.

Con ustedes, para su deleite, the creeping man en sonrojante acción (minuto 43: 55)


.